Favignana es la más grande de las islas Egadi y en la pequeña ciudad, reunida alrededor del puerto, hay algunos edificios interesantes, iglesias barrocas y la Palazzina Florio. Este archipiélago era conocido desde la época de los fenicios por la sangrienta matanza del atún y en Favignana existía la mayor planta procesadora de pescado de todo el Mediterráneo. Favignana es un destino perfecto para el verano, pueden llegar en ferry desde Trapani o Marsala. Es un lugar tranquilo, donde el relax es el rey, con tiempos lentos y muchas bellezas naturales. Increíbles playas, excelente enogastronomía, en fín lo mejor de Sicilia en una pequeña isla!.

Aquí pueden ver nuestro video dedicado al centro histórico de Favignana, un casco antiguo encantador!.

Qué ver en Favignana

Las costas están llenas de barrancos, calas, cuevas y balnearios que lo convierten en un destino popular para los amantes del buceo. Su casco antiguo es pequeño acogedor, con muchos restaurantes y bares donde disfrutar el día.

1) Las playas y la costa

El principal recurso de todo el archipiélago de las islas Egadi y, en particular, de Favignana, son las playas. En esta isla, sin embargo, a diferencia de las demás, la mayoría de las costas son aptas para el baño porque permiten un fácil acceso desde tierra y ofrecen la oportunidad de disfrutar del maravilloso mar.Favignana ofrece muchas playas diferentes, para todos los gustos: Las familias con niños muy pequeños tienen a su disposición pequeñas playas de arena en la zona de Calamoni; el fondo marino es poco profundo y se degrada lentamente, por lo que es perfecto para juegos y baños tranquilos. Alternativamente, están Cala Azzurra, Marosolo y Cala Burrone, la playa más grande de la isla.

Aquellos que quieran hacer snorkel o bucear para descubrir el fondo marino deben dirigirse a la Galeotta, una roca llena de pulpos, morenas y besugo, de fácil acceso y que representa una inmersión poco exigente como en Cala Rotonda, donde hay una cueva particularmente interesante.

Reservado para buceadores experimentados, está la Secca del Toro donde el espectáculo natural es magnífico pero hay corrientes que pueden volverse peligrosas y es necesario conocer bien la zona o ir acompañados de una guía local. Puede admirar gorgonias, langostas, langostas y muchos peces, incluso los raros.

Aquellos a los que no les guste la confusión pueden buscar una cala más apartada: Punta Faraglioni, Cala del Pozzo y Punta Sottile representan los mejores y menos frecuentados lugares.

Si hacen un recorrido en barco se pueden admirar varias cuevas, como la Azul, la Grotta degli Innamorati y la Grotta dei Sospiri, donde se pueden escuchar curiosos sonidos creados por el viento.

Para el buceo, las zonas más adecuadas son Punta Fanfalo, Bue Marino y Scalo Cavallo.

2) Antigua fábrica y museo de Florio

Qué ver en Favignana

La planta procesadora de atún de Florio, que durante años fue el centro económico de Favignana, es ahora un espléndido ejemplo de arqueología industrial. Durante mucho tiempo fue el centro de elaboración de atún más importante de todo el Mediterráneo, construido por Ignazio Florio a mediados del siglo XIX y en funcionamiento hasta los años setenta del siglo pasado, cuando cesó definitivamente la actividad. La familia Florio estaba profundamente ligada a este archipiélago, solo piense en los muchos testimonios que quedan en la isla, como la Villa y la imponente estatua del progenitor en la plaza principal. La visita a la antigua fábrica es fundamental para entender la esencia misma de Favignana y, además, no puede pasar desapercibida, dados sus 32.000 metros cuadrados de almacenes, vestuarios, oficinas, talleres, carpinterías, refugios para barcos y hornos para cocinar atún.

En los años setenta la planta fue abandonada y pasó a ser propiedad de la Región de Sicilia, permaneciendo abandonada hasta 2003, cuando se inició la restauración. Desde 2009, se ha abierto un hermoso espacio expositivo que alberga hallazgos arqueológicos encontrados en las islas y pertenecientes a varios períodos históricos y una gran sección dedicada al período Florio, con fotografías originales, videos, paneles educativos sobre técnicas de pesca y sacrificio del atún. El museo está abierto de 10 a 13.30 y de 17 a 23.30; en agosto hay visitas guiadas, el precio de la entrada es de 5 euros mientras que la entrada es gratuita hasta los 18 años.

3) Palazzo Florio

El Palazzo Florio, ubicado en el muelle principal de Favignana, fue residencia de verano de la familia Florio y acogió a ilustres personajes que llegaban a la isla con motivo de eventos particulares. El edificio fue construido en 1878 y tiene un hermoso estilo Art Nouveau, perfectamente integrado con el neoclásico construido sobre un proyecto del arquitecto Damiani Almeyda.

El mobiliario interior también refleja el estilo del edificio, haciéndolo elegante y al mismo tiempo austero. Siempre ha sido un lugar importante para la familia y sus invitados, a quienes les encantaba pasar tiempo en Favignana no solo en verano sino también durante todo el año. El sótano del palacio conducía a un edificio cercano, I Pretti, que ahora es un hotel y que originalmente albergaba las cocinas, los criados y los establos de la familia. El Palazzo Florio, que es la sede del Consejo Municipal, la Biblioteca y un punto de información turística, solo se puede visitar en parte y, a veces, alberga exposiciones temporales.

4) Castillo de Santa Caterina

En el único relieve de la isla, a unos 314 metros de altura, se encuentra la fortaleza de Santa Caterina, un hermoso lugar desde el que admirar no solo toda la isla, sino también la costa de Trapani, Marettimo, Levanzo y las otras islas del ‘archipiélago . Parece que el castillo fue construido en la segunda mitad del siglo XVI aunque probablemente ya existían algunos núcleos anteriores, probablemente de la época bizantina. La estructura original ha sido descrita varias veces en algunos documentos de la época o períodos inmediatamente posteriores que la describen como una construcción consistente en una torre hacia la costa siciliana, un muro almenado y una segunda torre; Se podía acceder al castillo a través de un puente levadizo sobre un foso, situado al norte. Los Borbones lo utilizaron como prisión y así, cuando salieron de Favignana, sus oponentes entraron en el castillo y destruyeron todo lo que recordaba este uso. Cuando Garibaldi llegó a Palermo, se pidió a los ciudadanos que izaran la bandera italiana justo en el castillo, el punto más alto de la isla. Durante mucho tiempo se utilizó como semáforo y luego, en 1969, fue totalmente abandonado. Ahora, lamentablemente, se encuentra en un estado de total abandono.

5) Jardines de hipogeo y canteras de toba

Cualquiera que emprenda un recorrido por la isla, quizás a bordo de una scooter o una bicicleta, tarde o temprano quedará intrigado por las profundas heridas que se abren en el corazón de su territorio. Testimonio de la importancia de la calcarenita, un tipo de piedra de grano fino, clara, compacta, porosa y especialmente indicada para la construcción. Se le llama erróneamente toba, pero no es de origen volcánico ya que se formó por la lenta descomposición de microorganismos marinos. Una vez que estas canteras fueron, junto con la tonnara, la principal fuente económica de Favignana; luego fueron abandonados lentamente debido a la competencia de Marsala y la dificultad objetiva en la extracción y el transporte.

Así, las canteras abandonadas fueron convirtiendo lentamente los habitantes en jardines muy pintorescos y cuidados y jardines subterráneos, que se desarrollaron gracias a la protección de las rocas circundantes, al abrigo de los vientos y el calor excesivo. Caminando por la isla, se pueden admirar estos «invernaderos naturales» donde crecen exuberantes hortalizas y árboles frutales que contrastan de forma curiosa con la tierra árida que caracteriza la zona. Con el tiempo, los jardines subterráneos de Favignana se han convertido en un atractivo de la isla. Entre los souvenirs para llevar también se encuentran las creaciones de toba realizadas por artesanos locales.

6) Arquitectura religiosa en el pueblo

En la isla hay algunas iglesias y arquitecturas religiosas que pueden ser interesantes para visitar. En el centro habitado se encuentra la Iglesia Matriz dedicada a la Inmaculada Concepción y se encuentra justo en la plaza principal. Fue construido a mediados del siglo XVIII por encargo del Marqués Pallavicini. La fachada tiene un portal de madera con decoraciones barrocas y una vidriera que incorpora la imagen de la Inmaculada Concepción presente en el altar mayor; la forma de la iglesia es de cruz latina con una sola nave de unos 33 metros de largo. La iglesia de Sant’Anna se encuentra en la plaza del pueblo del mismo nombre y parece que data de mediados del siglo XVII, aunque podría ser más antigua. Fue particularmente importante para los soldados apostados en el Fuerte San Giacomo que lo usaron desde 1746, como lo demuestra una escritura de venta.

Islas cercanas que visitar

Durante unas vacaciones en Favignana, no olviden visitar las otras dos islas del archipiélago: Marettimo y Levanzo, dos perlas engastadas en un mar turquesa. Para llegar a ellos, puede utilizar el servicio regular de ferry e hidroala o participar en una de las excursiones organizadas por agencias locales. Marettimo es la isla más salvaje y virgen de las tres, preferida por los amantes del buceo por su extraordinaria belleza y singularidad de los fondos marinos. Hay muchas cuevas que se abren en las paredes con vistas al mar; entre estos se encuentran, por ejemplo, la Grotta del Presepe, la Grotta della Bombarda y la del Camel.

La isla de Levanzo te recibe con un pintoresco pueblo de pescadores, soleado y caracterizado por casas bajas y blancas, callejuelas que suben y sugerentes vistas al mar. Merece la pena ser llevado a la famosa Grotta del Genovese, donde hay interesantes grafitis que datan del 9200 a.C. A través de las rutas de senderismo que atraviesan la isla se llega a dos interesantes miradores, Cala Tramontana y Cala Dogana.

ORGANIZA TU VIAJE A Favignana

🏨 Reserva los mejores hoteles, a los mejores precios aqui.

👉🧍 Reserva los mejores tours y excursiones en Favignana y Sicilia.

ℹ️ Mas sobreQué ver y hacer en Trapani

Si te ha gustado este artículo ¡Comparte!

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.