Verona que ver en 15 imprescindibles (Véneto)

Qué ver en Verona, en uno o dos días

¡Bienvenidos a Verona, la romántica ciudad italiana donde el amor y la historia cobran vida!

En este artículo, te revelaremos los tesoros escondidos y las joyas arquitectónicas que hacen de Verona un destino imperdible en tu próximo viaje a Italia. Prepárate para sumergirte en la atmósfera mágica de las calles empedradas y los monumentos centenarios que han sido testigos de apasionadas historias de amor y luchas por el poder.

Desde la mundialmente famosa Arena de Verona, donde la ópera y la música se funden con la historia, hasta la Casa de Julieta, el hogar de una de las más célebres historias de amor de todos los tiempos, la ciudad de Verona te dejará sin aliento. Con su encanto único y su patrimonio cultural inigualable, Verona ofrece una experiencia inolvidable que enriquecerá tu espíritu y alimentará tu pasión por la belleza.

Descubre, a través de este artículo, las maravillas que te esperan en Verona, la ciudad donde el amor siempre triunfa. ¡Deja que tu corazón se llene de la pasión y la magia que se respira en cada rincón de esta fascinante ciudad italiana! No te pierdas las mejores zonas donde alojarse en Verona, para un viaje inolvidables en esta importante ciudad italiana.

No pierdas la oportunidad de explorar Verona y sus tesoros ocultos, ¡una experiencia que cambiará tu vida y te hará enamorarte una y otra vez!

1.- La Arena de Verona

La Arena de Verona es uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad y una visita obligada en tu recorrido por Verona. Esta imponente construcción de estilo romano, que data del siglo I d.C., es el tercer anfiteatro más grande del mundo, con capacidad para albergar a más de 30,000 espectadores en sus gradas. Su impresionante estado de conservación te transportará al pasado y te hará sentir como un auténtico espectador de la antigua Roma.

La historia de la Arena de Verona se remonta al periodo del emperador Augusto y ha sido escenario de numerosos eventos y espectáculos a lo largo de los siglos. Una de las leyendas más interesantes sobre la Arena es la historia del «Ponte di Castelvecchio», un túnel subterráneo que conectaba el anfiteatro con el castillo de la ciudad para que los gobernantes pudieran asistir a los eventos sin ser vistos.

Hoy en día, la Arena de Verona sigue siendo un importante centro de eventos, especialmente durante el verano, cuando se celebra el famoso Festival de Ópera de Verona, uno de los más prestigiosos del mundo.

Visitar la Arena de Verona es una experiencia única. El recinto está abierto al público todos los días, y los horarios varían según la temporada: de abril a septiembre, de 8:30 a. m. a 7:30 p. m.; de octubre a marzo, de 8:30 a. m. a 6:30 p. m. Los precios de las entradas son de 10 euros para adultos y 5 euros para estudiantes y personas mayores de 60 años. Los niños menores de 7 años entran gratis. Además, es posible adquirir una entrada combinada con otros lugares de interés de Verona, como el Museo Lapidario Maffeiano y la Torre de Lamberti, lo que te permitirá ahorrar dinero en tu visita.

No pierdas la oportunidad de descubrir la Arena de Verona en tu próximo viaje a esta hermosa ciudad italiana. Este impresionante anfiteatro romano te dejará sin aliento y te permitirá sumergirte en la rica historia de Verona, mientras disfrutas de un lugar lleno de vida y cultura.

2.- La Casa de Julieta

La Casa de Julieta es uno de los lugares más emblemáticos y románticos de Verona, donde miles de visitantes acuden cada año para sumergirse en la historia de amor más famosa de todos los tiempos: la de Romeo y Julieta, escrita por William Shakespeare. Aunque la historia es ficticia, la Casa de Julieta se ha convertido en un símbolo del amor eterno y en una atracción turística imperdible en la ciudad.

La Casa de Julieta es un edificio gótico del siglo XIII, ubicado en la Via Cappello, en pleno corazón de Verona. La leyenda cuenta que en esta casa vivía la familia Capuleto, a la que pertenecía Julieta. El lugar más famoso de la casa es el balcón, donde, según la obra de Shakespeare, Julieta y Romeo se declararon su amor. Otro punto de interés en la Casa de Julieta es la estatua de bronce de la joven, a la que los visitantes tocan para pedir suerte en el amor.

La visita a la Casa de Julieta incluye el acceso a las diferentes estancias de la casa, donde podrás admirar muebles y objetos de época, así como una exposición de trajes y escenografías de las distintas representaciones de la obra de Shakespeare. Además, podrás dejar tu mensaje de amor en las paredes del patio, uniéndote a los miles de visitantes que lo han hecho a lo largo de los años.

La Casa de Julieta está abierta todos los días, con horarios que varían según la temporada: de martes a domingo, de 8:30 a.m. a 7:30 p.m. en verano, y de 8:30 a.m. a 6:30 p.m. en invierno. Los lunes, la casa abre de 1:30 p.m. a 7:30 p.m. en verano y de 1:30 p.m. a 6:30 p.m. en invierno. La entrada tiene un precio de 6 euros para adultos y 4,50 euros para estudiantes y personas mayores de 65 años. También es posible adquirir una entrada combinada con otros lugares de interés en Verona, como la Arena de Verona y el Museo de Castelvecchio.

No pierdas la oportunidad de visitar la Casa de Julieta en tu próximo viaje a Verona y sumérgete en la atmósfera romántica de este lugar, donde el amor y la historia se entrelazan para crear una experiencia única e inolvidable.

No te pierdas nuestro artículo dedicado: Donde alojarse barato en Verona (Hoteles y Hostales).

3.- La Piazza delle Erbe

La Piazza delle Erbe es el corazón histórico y social de Verona, una plaza vibrante y colorida rodeada de hermosos edificios que atestiguan la rica historia de la ciudad. Un lugar de encuentro para locales y turistas, la plaza es el escenario perfecto para disfrutar de la auténtica atmósfera de Verona y sumergirse en su pasado.

La Piazza delle Erbe se encuentra en el centro de Verona, a pocos pasos de la Casa de Julieta y la Piazza dei Signori. Originalmente, la plaza era el foro romano de la ciudad, el centro de la vida política y comercial. A lo largo de los siglos, la Piazza delle Erbe ha sido testigo de innumerables eventos históricos y ha sido el hogar de un bullicioso mercado desde la Edad Media hasta nuestros días.

Al visitar la Piazza delle Erbe, no dejes de admirar los notables edificios que la rodean, como la Casa dei Mercanti, el Palazzo Maffei y la Torre dei Lamberti. En el centro de la plaza, encontrarás la fuente de Madonna Verona, un hermoso ejemplo de escultura romana, y el antiguo Capitolio, un pilar con una estatua de un león alado, símbolo de la República de Venecia.

El mercado que se celebra diariamente en la Piazza delle Erbe (excepto los domingos) es una excelente oportunidad para experimentar la vida local y comprar productos frescos, souvenires y objetos artesanales. Además, la plaza está rodeada de numerosos bares y restaurantes donde podrás degustar la deliciosa cocina de Verona mientras observas el ajetreo de la plaza.

La Piazza delle Erbe es de acceso libre y está abierta al público las 24 horas del día, aunque el mercado y los locales de la zona tienen horarios específicos. Para llegar a la plaza, puedes caminar desde otros puntos de interés del centro histórico de Verona o tomar el transporte público hasta las paradas cercanas.

4.- El Teatro Romano

El Teatro Romano de Verona es una impresionante construcción histórica que te llevará de regreso al pasado antiguo de la ciudad. Situado a orillas del río Adige, este antiguo teatro es un testimonio del esplendor del arte y la arquitectura romana, y una visita obligada para aquellos interesados en la rica historia de Verona.

Construido en el siglo I d.C., el Teatro Romano fue un centro importante para la vida cultural de Verona en la época romana, donde se celebraban espectáculos teatrales, musicales y de gladiadores. A lo largo de los siglos, el teatro sufrió varios daños y restauraciones, pero su estructura original sigue siendo visible y permite a los visitantes imaginar cómo era la vida en Verona hace más de dos mil años.

Al visitar el Teatro Romano, podrás explorar sus gradas, escenario y orquesta, así como apreciar la excelente acústica que ha sobrevivido al paso del tiempo. Además, el teatro ofrece impresionantes vistas panorámicas de Verona y el río Adige, lo que lo convierte en un lugar perfecto para tomar fotografías.

El Teatro Romano también alberga el Museo Arqueológico de Verona, que exhibe una colección de artefactos romanos encontrados en la ciudad y sus alrededores. Aquí podrás aprender más sobre la historia y la vida cotidiana de Verona durante la época romana, mientras admiras objetos como esculturas, mosaicos, inscripciones y herramientas.

El Teatro Romano y el Museo Arqueológico están abiertos todos los días, excepto los lunes. Los horarios varían según la temporada: de abril a octubre, el teatro está abierto de 9:00 a.m. a 7:00 p.m., mientras que de noviembre a marzo, el horario es de 9:00 a.m. a 5:00 p.m. El precio de la entrada general es de 6 euros, con descuentos para estudiantes y personas mayores.

Para llegar al Teatro Romano, puedes caminar desde el centro histórico de Verona o tomar el transporte público hasta la parada de autobús más cercana. La visita al teatro es una experiencia única e inolvidable que te permitirá sumergirte en la historia de Verona y admirar la arquitectura y el arte romano en todo su esplendor.

5.- El Puente de Piedra (Ponte Pietra)

El Puente de Piedra (Ponte Pietra) es uno de los íconos más representativos de Verona y una visita obligada para quienes deseen explorar la historia y la belleza de esta encantadora ciudad italiana. Este antiguo puente romano, que atraviesa el río Adige, es una obra maestra arquitectónica y un punto de referencia para los habitantes y visitantes de Verona.

Construido en el siglo I a.C., el Puente de Piedra es el puente más antiguo de Verona y el único puente romano que ha sobrevivido en la ciudad. A lo largo de los siglos, ha sido testigo de numerosos eventos históricos y ha sufrido varios daños y reconstrucciones, como las provocadas por las inundaciones y la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, el puente ha sido cuidadosamente restaurado y conservado para preservar su aspecto y estructura original.

Al visitar el Puente de Piedra, podrás apreciar su diseño arquitectónico único, que consta de cinco arcos asimétricos sostenidos por pilares macizos. El puente ofrece vistas panorámicas espectaculares del río Adige y de los alrededores de Verona, lo que lo convierte en un lugar perfecto para tomar fotografías y disfrutar de un paseo tranquilo.

No hay costo de entrada para visitar el Puente de Piedra, ya que es una estructura pública abierta y accesible las 24 horas del día. Para llegar al puente, puedes caminar desde el centro histórico de Verona o tomar el transporte público hasta la parada de autobús más cercana.

Al cruzar el Puente de Piedra, también podrás descubrir otras atracciones cercanas, como el Teatro Romano y el Museo Arqueológico, así como el pintoresco barrio de Veronetta, que ofrece una variedad de bares, restaurantes y tiendas locales.

Visitar el Puente de Piedra es una experiencia enriquecedora que te permitirá admirar la arquitectura romana y sumergirte en la historia y la atmósfera de Verona. No pierdas la oportunidad de caminar por este emblemático puente y disfrutar de las vistas y el ambiente únicos que ofrece.

6.- La Basílica de San Zeno Maggiore

La Basílica de San Zeno Maggiore es una de las iglesias más importantes y hermosas de Verona, conocida por su impresionante arquitectura románica y por albergar algunas de las obras de arte más notables de la ciudad. Ubicada en el tranquilo barrio de San Zeno, esta basílica es un lugar imperdible para quienes deseen descubrir la riqueza histórica y artística de Verona.

Fundada en el siglo V y dedicada a San Zeno, el obispo y patrono de Verona, la basílica ha sido objeto de numerosas renovaciones y ampliaciones a lo largo de los siglos. Su arquitectura actual se remonta al siglo XII y destaca por sus características románicas, como la fachada de piedra, los arcos y las columnas. También alberga una impresionante serie de frescos y esculturas de diferentes épocas.

Al visitar la Basílica de San Zeno Maggiore, asegúrate de no perderte la famosa portada de bronce, una obra maestra del arte románico realizada en el siglo XI, que representa escenas del Antiguo y Nuevo Testamento. Además, en el interior de la basílica, podrás admirar el magnífico retablo de Andrea Mantegna, una obra maestra del Renacimiento italiano que data del siglo XV.

La Basílica de San Zeno Maggiore está abierta al público todos los días de la semana. El horario de apertura es de 8:30 a.m. a 6:00 p.m. (hasta las 5:00 p.m. durante el horario de invierno). La entrada general tiene un costo de 2,50 € para adultos, mientras que los menores de 18 años pueden ingresar de forma gratuita. También hay descuentos disponibles para estudiantes y personas mayores.

Para llegar a la basílica, puedes caminar desde el centro histórico de Verona o tomar el transporte público, como el autobús, hasta la parada más cercana. Una vez en la Basílica de San Zeno Maggiore, podrás disfrutar de la serenidad de su ambiente y sumergirte en la historia y la espiritualidad que impregna sus muros.

En resumen, la Basílica de San Zeno Maggiore es una atracción indispensable para cualquier visitante de Verona. Sus tesoros artísticos y arquitectónicos, así como su rica historia y ambiente sagrado, hacen que este monumento sea un lugar verdaderamente único para experimentar y apreciar.

7.- La Piazza dei Signori

La Piazza dei Signori, también conocida como Piazza Dante debido a la estatua del famoso poeta italiano Dante Alighieri en su centro, es una de las plazas más encantadoras y menos concurridas de Verona. Rodeada de impresionantes edificios históricos y elegantes palacios, la plaza es un lugar perfecto para sumergirse en la atmósfera del pasado de Verona, mientras disfrutas de un agradable paseo o de un café en una de sus acogedoras terrazas.

La Piazza dei Signori es el corazón de lo que alguna vez fue el centro del poder político de Verona, cuando la ciudad estaba bajo el dominio de la familia della Scala en el siglo XIII y XIV. Los principales edificios históricos que rodean la plaza incluyen el Palazzo del Comune, el Palazzo della Ragione, el Palazzo del Capitanio y la Loggia del Consiglio. Estos monumentos arquitectónicos representan un testimonio de la rica historia de Verona y ofrecen una maravillosa vista de diferentes estilos arquitectónicos, como el románico, el gótico y el renacentista.

Una visita a la Piazza dei Signori no estaría completa sin explorar la cercana Arco della Costa, un antiguo arco decorado con una costilla de ballena que cuelga desde el siglo XVII y está rodeado de leyendas sobre su origen y significado. Algunas historias afirman que la costilla caerá solo cuando alguien que nunca haya dicho una mentira camine bajo ella.

La Piazza dei Signori es de fácil acceso a pie desde cualquier punto del centro histórico de Verona, y no hay costo alguno para disfrutar de su ambiente y admirar sus monumentos. La plaza y sus edificios están abiertos al público durante todo el día, aunque algunos palacios y museos en la zona pueden tener horarios de apertura y precios específicos para la entrada. Se recomienda consultar los horarios de cada lugar de interés antes de planificar tu visita.

En resumen, la Piazza dei Signori es un destino imperdible para cualquier visitante de Verona que desee experimentar la elegancia y la historia de la ciudad. Con su impresionante arquitectura y ambiente relajado, la plaza es el lugar perfecto para detenerse, tomar un descanso y sumergirse en la riqueza cultural de Verona.

8.- El Palacio de la Gran Guardia

El Palacio de la Gran Guardia, o Palazzo della Gran Guardia, es uno de los edificios más emblemáticos de Verona y un sitio de visita obligada para quienes quieran sumergirse en la historia y la arquitectura de la ciudad. Situado en el corazón del centro histórico, en Piazza Bra, justo al lado de la famosa Arena de Verona, este palacio monumental ha sido testigo de siglos de historia y es hoy en día un importante centro cultural y de eventos.

Construido en el siglo XVII bajo el dominio de la República de Venecia, el Palazzo della Gran Guardia fue diseñado originalmente como un lugar de encuentro para las tropas y la administración veneciana en Verona. La fachada del palacio presenta una combinación armoniosa de estilos arquitectónicos, que incluyen elementos clásicos y barrocos, mientras que su gran salón interior, conocido como Salone, es uno de los espacios más grandes y majestuosos de la ciudad.

A lo largo de los años, el Palacio de la Gran Guardia ha sido utilizado para diversas funciones, como cuartel militar, oficina de correos y hasta escuela de arte.

9.- El Puente Scaligero (Ponte Scaligero)

El Puente Scaligero, también conocido como Ponte Scaligero o Ponte di Castelvecchio, es una de las maravillas arquitectónicas de Verona y un imprescindible en tu visita a la ciudad. Este puente de origen medieval cruza el río Adige y forma parte del complejo de Castelvecchio, una fortaleza construida por la familia Scaligeri, que gobernó Verona durante el siglo XIV.

El puente fue diseñado por el arquitecto Cangrande II della Scala y su construcción comenzó en 1354. Es una magnífica obra de ingeniería y arquitectura, con sus tres arcos escalonados y sus imponentes torres de ladrillo rojo. La estructura fue construida para ser una vía de escape rápida para los gobernantes de la ciudad en caso de un ataque enemigo y es un ejemplo destacado del estilo gótico de la época.

Una de las particularidades del Puente Scaligero es que fue gravemente dañado durante la Segunda Guerra Mundial, pero fue cuidadosamente restaurado y reconstruido en la década de 1950, utilizando tanto los materiales originales como otros nuevos. Hoy en día, el puente sigue en pie como un testamento de la historia y la perseverancia de Verona.

Para visitar el Puente Scaligero, simplemente dirígete al complejo de Castelvecchio, que se encuentra a pocos minutos a pie del centro histórico de Verona. La entrada al puente es gratuita y está abierto al público durante todo el día. Puedes disfrutar de un tranquilo paseo por el puente, admirar las vistas panorámicas del río Adige y del casco antiguo, y sumergirte en la rica historia de la ciudad.

El Puente Scaligero es un lugar imperdible en Verona que ofrece una experiencia única y un vistazo al pasado medieval de la ciudad. No te pierdas la oportunidad de explorar este icónico monumento durante tu visita a la encantadora Verona.

10.- La Iglesia de Santa Anastasia

La Iglesia de San Anastacia en Verona es un tesoro arquitectónico y artístico que no puedes perderte en tu visita a esta hermosa ciudad. Ubicada en el corazón del centro histórico, San Anastacia es la iglesia gótica más grande de Verona y un excelente ejemplo del gótico italiano. Su construcción comenzó en el siglo XIII y se completó en el siglo XV, siendo un lugar de culto para la Orden Dominica.

Al entrar en la iglesia, te encontrarás con un impresionante espacio de tres naves separadas por columnas de mármol rojo, con altos techos abovedados y majestuosos frescos en las paredes. Uno de los puntos destacados de San Anastacia es el «Pellegrinaio», un maravilloso fresco del siglo XV que representa la historia de San Pedro Mártir, realizado por el pintor Pisanello. Otro elemento destacado es el impresionante púlpito de mármol esculpido, que data del siglo XIV y está adornado con intrincados relieves que representan escenas de la vida de Cristo.

La Iglesia de San Anastacia también alberga numerosas capillas laterales, donde encontrarás otras obras de arte notables, como pinturas de los siglos XIV y XV, esculturas y tallas en madera. La leyenda dice que en esta iglesia se encuentran las reliquias de San Anastacia, una mártir cristiana que vivió en el siglo III y fue venerada en la región.

La Iglesia de San Anastacia está abierta a los visitantes todos los días de 9:00 a 17:30 (horario sujeto a cambios, consulta en la página web oficial o en la oficina de turismo local). La entrada tiene un costo de aproximadamente 3 euros para adultos, mientras que los niños y estudiantes pueden ingresar con una tarifa reducida. Para llegar a la iglesia, simplemente camina desde la Piazza delle Erbe hacia el norte por aproximadamente 5 minutos.

La Iglesia de San Anastacia es una visita obligada en Verona para quienes aprecian la historia, la arquitectura y el arte gótico. No dejes pasar la oportunidad de explorar este magnífico edificio y sumergirte en la rica historia religiosa y artística de Verona.

11.- Castelvecchio

El Castelvecchio de Verona es una imponente fortaleza medieval y un imprescindible para los amantes de la historia y la arquitectura. Construido entre 1354 y 1376 por Cangrande II della Scala, el Castelvecchio servía como residencia y bastión defensivo para la familia gobernante de Verona, los Scaligeri. Hoy en día, este impresionante castillo alberga el Museo Castelvecchio, que ofrece a los visitantes la oportunidad de explorar la rica historia de Verona y admirar una vasta colección de arte y artefactos.

En el Castelvecchio, podrás pasear por sus bien conservadas murallas, torres y patios, y disfrutar de las magníficas vistas del río Adige y del Puente Scaligero, un hermoso puente fortificado construido en el siglo XIV. El museo alberga una extensa colección de arte medieval y renacentista, incluyendo pinturas, esculturas, armas y armaduras, así como objetos de la vida cotidiana de la época.

Uno de los aspectos más interesantes del Castelvecchio es su arquitectura defensiva, diseñada para proteger a los Scaligeri de posibles invasores y rebeliones internas. Las leyendas locales cuentan historias de túneles secretos y pasadizos que conectaban el castillo con otros edificios importantes de la ciudad, utilizados por la familia gobernante en caso de emergencia.

El Museo Castelvecchio está abierto de martes a domingo, de 8:45 a 19:30, y los lunes de 13:45 a 19:30 (horarios sujetos a cambios, consulta en la página web oficial o en la oficina de turismo local). La entrada general tiene un costo de aproximadamente 6 euros, mientras que estudiantes y personas mayores pueden acceder con tarifas reducidas. Para llegar al Castelvecchio, puedes caminar desde la Piazza Bra en unos 10 minutos o tomar el autobús desde la estación de tren de Verona Porta Nuova.

12- El Arco de los Gavi

El Arco de los Gavi es un monumento histórico de gran importancia en Verona, que refleja la riqueza arquitectónica y cultural de la ciudad. Construido en el siglo I d.C. por la prominente familia romana de los Gavi, este arco triunfal servía como entrada a la ciudad y como símbolo de poder y prestigio. A lo largo de los años, el Arco de los Gavi ha sido restaurado y reconstruido en varias ocasiones, y hoy en día es un testimonio del esplendor de la antigua Verona.

Ubicado cerca del Castelvecchio y del Puente Scaligero, el Arco de los Gavi es fácil de visitar mientras se recorre el centro histórico de Verona. Su diseño arquitectónico presenta elementos típicos de la arquitectura romana, como frisos, inscripciones y esculturas, lo que lo convierte en un lugar de interés para los amantes del arte y la historia.

En cuanto a leyendas, se dice que el arquitecto encargado de su construcción, Lucio Vitruvio Cerdone, fue enterrado bajo el arco. Aunque no hay pruebas concretas de esto, la historia añade un toque de misterio y fascinación al monumento.

El Arco de los Gavi es de acceso gratuito y está abierto al público las 24 horas del día, lo que permite a los visitantes disfrutarlo en cualquier momento. Sin embargo, se recomienda visitarlo durante el día para apreciar mejor sus detalles arquitectónicos y tomar fotografías de recuerdo.

Para llegar al Arco de los Gavi, puedes caminar desde la Piazza Bra o la Piazza delle Erbe en aproximadamente 10-15 minutos. También puedes tomar el autobús desde la estación de tren de Verona Porta Nuova y bajar en la parada cercana al Castelvecchio.

13.- El Jardin Giusti

El Jardín Giusti es uno de los tesoros escondidos de Verona, un oasis de paz y belleza que te transportará a la época renacentista. Este histórico jardín, creado en 1570 por Agostino Giusti, miembro de una noble familia veronesa, es considerado uno de los jardines italianos más hermosos y mejor conservados. Ubicado en la ladera de una colina, ofrece impresionantes vistas de Verona y el río Adige.

Al visitar el Jardín Giusti, podrás disfrutar de una amplia variedad de plantas, árboles centenarios y elementos arquitectónicos que reflejan la elegancia renacentista. En el jardín, encontrarás parterres geométricos, fuentes, estatuas de mármol y un laberinto de boj que añade un toque de misterio y encanto al lugar. El jardín también cuenta con un palacio, la Villa Giusti, que es un ejemplo perfecto de la arquitectura renacentista italiana.

En cuanto a leyendas, se dice que el Jardín Giusti fue visitado por personajes históricos como Goethe, Mozart y Napoleón Bonaparte. Además, algunos visitantes afirman que el jardín tiene un ambiente mágico y romántico, perfecto para disfrutar de un paseo tranquilo en pareja.

El Jardín Giusti está abierto todos los días, y los horarios de visita varían según la temporada. En general, el jardín abre a las 9:00 a.m. y cierra entre las 6:00 p.m. y las 8:00 p.m. durante los meses más cálidos. Los precios de entrada son de 7 euros para adultos, 5 euros para estudiantes y niños mayores de 6 años, y la entrada es gratuita para los niños menores de 6 años.

Para llegar al Jardín Giusti, puedes tomar un corto paseo desde el centro histórico de Verona. El jardín se encuentra a unos 20 minutos a pie desde la Piazza delle Erbe o la Arena de Verona. También puedes tomar el autobús desde la estación de tren de Verona Porta Nuova y bajar en la parada cercana al jardín.

El Jardín Giusti es una visita obligada en Verona, que te permitirá sumergirte en la belleza y la historia de esta encantadora ciudad italiana mientras disfrutas de un momento de relajación y contemplación en un entorno único.

14.- El Museo de Castelvecchio

El Museo de Castelvecchio, ubicado en el histórico Castelvecchio de Verona, es un impresionante espacio cultural que alberga una vasta colección de arte medieval y renacentista. El castillo, construido en el siglo XIV por Cangrande II della Scala, es una de las fortalezas más importantes y mejor conservadas de Verona, y su adaptación como museo en 1958 le ha dado nueva vida y relevancia.

El museo cuenta con una extensa colección de pinturas, esculturas, armas, cerámicas y objetos religiosos que datan de los siglos XII al XVIII. Entre sus obras más destacadas se encuentran las pinturas de artistas veroneses como Pisanello, Stefano da Verona, Girolamo dai Libri y Paolo Morando, así como piezas de arte de Mantegna, Tintoretto y Bellini. Además, el museo cuenta con una impresionante colección de esculturas medievales, como la famosa estatua ecuestre de Cangrande I della Scala.

El Castelvecchio y su museo están rodeados de leyendas y misterios. Se dice que el castillo fue construido por Cangrande II no solo para protegerse de los ataques enemigos, sino también para espiar a sus propios ciudadanos y mantener el control sobre la ciudad. Además, algunos visitantes afirman haber experimentado sensaciones extrañas y presencias misteriosas mientras exploran sus pasillos y salas.

El Museo de Castelvecchio está abierto de martes a domingo, con horarios de 8:30 a.m. a 7:30 p.m. (última entrada a las 6:30 p.m.) y los lunes de 1:30 p.m. a 7:30 p.m. (última entrada a las 6:30 p.m.). La entrada al museo cuesta 6 euros para adultos y 4,50 euros para estudiantes y personas mayores de 60 años. Los niños menores de 14 años y las personas con discapacidad tienen entrada gratuita.

Para llegar al Museo de Castelvecchio, puedes caminar desde el centro histórico de Verona, ya que se encuentra a poca distancia de la Piazza delle Erbe y la Arena de Verona. También puedes tomar un autobús desde la estación de tren de Verona Porta Nuova hasta una parada cercana al castillo.

En definitiva, el Museo de Castelvecchio es una visita obligada para los amantes del arte y la historia que deseen explorar el patrimonio cultural de Verona y admirar sus tesoros artísticos en un entorno único y evocador

15.- La Torre de Lamberti

La Torre Lamberti, ubicada en el corazón de Verona, es uno de los principales puntos de interés de la ciudad y ofrece una vista panorámica inigualable del centro histórico. Con sus 84 metros de altura, esta torre medieval es la más alta de Verona y es considerada un símbolo de la ciudad.

La construcción de la Torre Lamberti comenzó en 1172 y fue completada en el siglo XV, aunque sufrió modificaciones y restauraciones a lo largo de los siglos. La torre cuenta con dos grandes campanas, la Rengo y la Marangona, que en el pasado marcaban las horas y convocaban a los ciudadanos a reuniones o alertaban sobre incendios y peligros. La Marangona, en particular, es una de las campanas más antiguas de Italia y data del siglo XIII.

Desde la cima de la Torre Lamberti, los visitantes pueden disfrutar de una vista panorámica de 360 grados de la ciudad, incluyendo la Piazza delle Erbe, la Piazza dei Signori, la Arena de Verona y las colinas circundantes. La torre es especialmente popular al atardecer, cuando la luz dorada ilumina los techos y monumentos de Verona.

Para visitar la Torre Lamberti, puedes comprar entradas en la taquilla ubicada en la planta baja. El precio de la entrada es de 8 euros para adultos y 5 euros para estudiantes y personas mayores de 65 años. Los niños menores de 7 años y las personas con discapacidad pueden entrar de forma gratuita. El horario de apertura varía según la temporada: en invierno (noviembre a febrero), la torre está abierta de 12:30 p.m. a 6:30 p.m., mientras que en verano (marzo a octubre), abre de 10:00 a.m. a 7:30 p.m.

Para llegar a la cima de la torre, puedes subir los 368 escalones que componen su escalera de caracol, o bien, tomar el ascensor panorámico que te llevará a la plataforma de observación. Ten en cuenta que el ascensor no llega hasta la cima, por lo que tendrás que subir algunos escalones adicionales para disfrutar de las vistas más espectaculares.

Una visita a la Torre Lamberti es imprescindible para cualquiera que quiera apreciar la belleza de Verona desde las alturas y sumergirse en la historia y leyendas que rodean a este icónico monumento

Tabla de contenidos

Si te ha gustado este artículo ¡Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *