Siena que ver en 10 imprescindibles (Toscana)

Las 10 mejores cosas que ver en Siena: una guía para enamorarte de esta joya toscana

Siena, una de las ciudades más encantadoras de la Toscana, es un verdadero tesoro de arte, historia y cultura. Con sus calles empedradas, edificios medievales y atmósfera única, es fácil enamorarse de esta ciudad italiana.

En este artículo, te presentamos las 10 mejores cosas que ver en Siena, acompañadas de consejos prácticos para que disfrutes al máximo de tu visita.

Siena en un sueño de verano

Prepárate para sumergirte en la magia de Siena y descubrir por qué es uno de los destinos más populares de Italia.

1.- Plaza del Campo de Siena

En el corazón de la encantadora ciudad medieval de Siena, en la región de la Toscana, se encuentra una de las plazas más hermosas de Italia: la Piazza del Campo. Es el corazón vibrante de Siena, el punto de encuentro para locales y turistas por igual, y un lugar que realmente encapsula el espíritu y la historia de esta impresionante ciudad.

El diseño de la Piazza del Campo es verdaderamente único, con su forma de concha o abanico, que se divide en nueve secciones, cada una de las cuales representa una de las antiguas administraciones de la ciudad. Esta forma distintiva fue diseñada en el siglo XIV, cuando la ciudad estaba gobernada por el Consejo de los Nueve. El diseño se acentúa aún más por el elegante patrón de ladrillos de terracota y mármol blanco que cubre el suelo de la plaza.

Desde cualquier punto de la plaza, tu vista se dirigirá inevitablemente hacia el imponente Palazzo Pubblico, que ha sido el centro del poder político de Siena desde el siglo XIII. Su característica más destacada es la Torre del Mangia, que se eleva sobre la plaza y ofrece una vista panorámica de la ciudad y del hermoso paisaje toscano. El Palazzo Pubblico también alberga el Museo Civico, donde se puede admirar una impresionante colección de frescos medievales y del Renacimiento.

La Piazza del Campo también es famosa por ser el lugar de la emocionante carrera de caballos conocida como el Palio di Siena. Este evento, que se celebra dos veces al año en julio y agosto, atrae a miles de visitantes a la ciudad. Los jinetes representan a los 17 distritos de Siena y compiten en un emocionante y colorido espectáculo que es uno de los más antiguos y apreciados de Italia.

Alrededor de la plaza, encontrarás numerosos cafés, restaurantes y tiendas donde podrás degustar la excelente cocina toscana, comprar recuerdos o simplemente sentarte y disfrutar del ambiente animado de la plaza. Pero la Piazza del Campo no es solo un lugar para comer y comprar, sino también un lugar para relajarse y disfrutar del arte de la «dolce far niente» italiana, es decir, el dulce arte de no hacer nada.

Si buscas una experiencia auténticamente italiana en un entorno magnífico, la Piazza del Campo en Siena es un lugar imprescindible. No solo te permitirá sumergirte en la historia y la cultura de la Toscana, sino que también te proporcionará recuerdos inolvidables del hermoso paisaje y la vibrante vida de la ciudad.

2.- La Catedral de Siena

La impresionante catedral de Siena es una obra maestra del arte gótico italiano. Su fachada de mármol blanco, verde y rojo, junto con sus magníficas puertas de bronce, son solo el comienzo de lo que te espera en su interior.

No te pierdas el piso de mármol con intrincados mosaicos, la Biblioteca Piccolomini con sus frescos de Pinturicchio y la Capilla de San Juan Bautista, que alberga una estatua de Donatello.

Que ver en Siena

Siena, una joya medieval en el corazón de la Toscana, es famosa por su arquitectura única y su hermoso paisaje. Pero, sin duda, uno de los puntos destacados de cualquier visita a Siena es la impresionante Catedral de Siena, también conocida como la Duomo di Siena. Esta magnífica catedral es un testimonio del esplendor de la ciudad en la Edad Media y ofrece una riqueza de arte e historia para descubrir.

Situada en la Piazza del Duomo, cerca de la famosa Piazza del Campo, la Catedral de Siena es fácil de encontrar. Construida entre los siglos XII y XIV, es uno de los ejemplos más impresionantes de la arquitectura gótica italiana. Su fachada, ricamente decorada con mosaicos y esculturas, es una obra maestra en sí misma y crea una impresión inolvidable.

En cuanto entras en la catedral, te impresionará la belleza de su interior. La nave principal, con sus columnas de mármol blanco y negro, lleva tu mirada hacia el magnífico altar y la cúpula, adornada con mosaicos dorados. No dejes de admirar el suelo de la catedral, un impresionante mosaico de mármol que cuenta con 56 paneles que representan escenas bíblicas y alegóricas.

La Catedral de Siena alberga una increíble colección de arte. Entre sus tesoros se incluye la Biblioteca Piccolomini, que cuenta con frescos vívidos del famoso pintor del Renacimiento Pinturicchio, y la Capilla de San Juan Bautista, que alberga una estatua de bronce de Donatello. El coro de madera tallada es otro de los puntos destacados del interior de la catedral.

Además, la catedral también cuenta con el Museo dell’Opera Metropolitana, donde se exhiben obras de arte de la catedral, incluyendo el famoso Maestà de Duccio. Por último, no te pierdas la oportunidad de subir a la Facciatone, parte de la catedral inacabada, para disfrutar de unas vistas impresionantes de Siena y sus alrededores.

La entrada a la Catedral de Siena cuesta alrededor de 5 euros, pero hay un billete combinado disponible que incluye la entrada a otras partes de la catedral, como la Biblioteca Piccolomini, el Museo dell’Opera Metropolitana y la Facciatone. Los horarios varían según la temporada, pero generalmente la catedral está abierta desde las 10:30 hasta las 19:00. Te recomendamos que compruebes los horarios de apertura actualizados antes de tu visita.

La Catedral de Siena es un lugar imprescindible para cualquier visitante de la ciudad. Con su arquitectura magnífica, sus tesoros artísticos y su rica historia, te ofrece una verdadera visión de la grandeza de Siena en la Edad Media.

3.- La Torre del Mangia

Uno de los iconos más reconocibles de Siena es, sin lugar a dudas, la Torre del Mangia. Esta torre de aspecto esbelto y elegante se alza sobre la ciudad, ofreciendo un panorama impresionante de Siena y de la campiña toscana circundante. Su nombre peculiar, que significa «Torre del Comedor», y su rica historia añaden un toque de encanto a esta atracción imprescindible de Siena.

Ubicada en la famosa Piazza del Campo, justo al lado del Palazzo Pubblico, la Torre del Mangia es fácil de encontrar y es visible desde muchos puntos de la ciudad. Con sus 102 metros de altura, es una de las torres más altas de Italia, superada solo por la Torre de la Asinelli en Bolonia.

La Torre del Mangia fue construida entre 1325 y 1348 y lleva su nombre del primer campanero, Giovanni di Balduccio, apodado Mangiaguadagni, lo que se podría traducir como «el comedor», porque se decía que gastaba todo su salario en comida. La torre, con su fachada de ladrillo y su alto chapitel blanco, fue diseñada para ser exactamente igual de alta que el Duomo de Siena, simbolizando el equilibrio de poder entre la iglesia y el estado.

La subida a la torre es un desafío, ya que hay que subir más de 400 escalones, pero los que se atreven a hacerlo son recompensados con unas vistas panorámicas impresionantes de Siena y sus alrededores. Desde la cima, puedes ver la red de calles estrechas y sinuosas de Siena, la majestuosa catedral, y más allá, las ondulantes colinas de la campiña toscana.

La entrada a la torre cuesta alrededor de 10 euros, pero hay un billete combinado disponible que también incluye la entrada al Museo del Palazzo Pubblico. Los horarios varían según la temporada, pero en general, la torre está abierta desde las 10:00 hasta las 16:00 o 19:00, dependiendo de la época del año. Recomendamos comprobar los horarios actualizados antes de planificar tu visita.

La Torre del Mangia es un lugar de visita obligada en Siena, no sólo por su historia y su arquitectura, sino también por las espectaculares vistas que ofrece. No olvides traer tu cámara para capturar el impresionante panorama desde la cima. Aunque la subida puede ser dura, las vistas son, sin duda, una recompensa que vale la pena el esfuerzo.

4.- El Palacio Pubblio y el Museo cívico

El Palazzo Pubblico es el edificio del gobierno de Siena y alberga el Museo Civico. Este museo cuenta con una colección de arte medieval y renacentista, incluyendo frescos de Simone Martini y Ambrogio Lorenzetti. No te pierdas la Sala del Mappamondo y la Sala della Pace.

5.- La Basílica de San Domenico

Esta imponente basílica gótica es conocida por albergar varias reliquias de Santa Catalina de Siena, una de las santas más veneradas de Italia. La capilla de Santa Catalina es especialmente hermosa, con sus frescos que representan la vida de la santa.

6.- La Fortezza Medicea

Uno de los monumentos más interesantes de Siena es la imponente Fortezza Medicea, también conocida como la Fortaleza Medici. Esta estructura masiva, construida en el siglo XVI, destaca no sólo por su importancia histórica, sino también por las impresionantes vistas panorámicas de la ciudad que ofrece desde sus murallas.

Ubicada en la zona noroeste de Siena, en la plaza de La Lizza, la Fortezza Medicea es fácilmente accesible a pie desde el centro histórico. El exterior de la fortaleza es un imponente testimonio de la arquitectura militar renacentista, con muros de piedra robustos, bastiones angulares y un foso seco que rodea la fortaleza.

La Fortezza Medicea fue construida por orden del Duque Cosimo I de Medici entre 1561 y 1563, después de que Siena se rindiera a Florencia en 1555 tras una larga y dura guerra. La fortaleza fue diseñada como una estructura defensiva, con el objetivo de mantener a los sieneses sometidos y evitar futuros levantamientos contra el dominio florentino.

Hoy en día, la Fortezza Medicea es un lugar popular tanto para los locales como para los turistas. En su interior alberga el Enoteca Italiana, una tienda de vinos que ofrece degustaciones y vende vinos de toda Italia, y el Museo di Siena e il suo Territorio, un museo que exhibe objetos y documentos relacionados con la historia de Siena y su territorio. Además, los amplios espacios verdes alrededor de la fortaleza son ideales para pasear, hacer picnics y disfrutar de las impresionantes vistas de la ciudad.

La entrada a la fortaleza es gratuita, pero hay una tarifa para visitar el museo y la Enoteca Italiana. Los horarios pueden variar, por lo que se recomienda comprobar los horarios actualizados antes de planificar su visita.

La visita a la Fortezza Medicea es una oportunidad única para sumergirse en la historia de Siena y disfrutar de unas vistas impresionantes de la ciudad. Ya sea que estés interesado en la historia, la arquitectura, el vino, o simplemente en disfrutar de un paseo al aire libre, la Fortezza Medicea tiene algo que ofrecerte.

7.- La Pinacoteca Nacional de Siena

Este museo de arte alberga una importante colección de pinturas italianas desde la época medieval hasta el Renacimiento. Entre los artistas más destacados se encuentran Duccio, Simone Martini y Pietro Lorenzetti. No te pierdas la oportunidad de admirar algunas de las obras maestras del arte italiano.

8.- El Hospital de Santa Maria della Scala

Este antiguo hospital, que ahora funciona como un museo, fue uno de los primeros hospitales de Europa y es un lugar fascinante para explorar. En su interior, encontrarás impresionantes frescos, reliquias históricas y exposiciones temporales que ofrecen una visión única de la vida en Siena a lo largo de los siglos.

9.- Via di Città y Via Banchi di Sopra

Estas dos calles principales del centro histórico de Siena están llenas de tiendas, restaurantes y cafeterías. Es el lugar perfecto para pasear, disfrutar de un café al aire libre y adquirir recuerdos típicos de la región. Además, no olvides probar el delicioso «panforte», un dulce típico de Siena.

10.- Contrade de Siena

Las Contrade son los distintos barrios de Siena, cada uno con sus propias tradiciones y colores. Pasear por estas áreas te permitirá descubrir la verdadera esencia de la vida local y entender la rivalidad que existe entre ellas durante el Palio di Siena. No te pierdas la oportunidad de explorar estas zonas llenas de encanto y personalidad.

Conclusión

Siena es una ciudad que cautiva a quienes la visitan con su rica historia, su impresionante arquitectura y su atmósfera única. Desde las bulliciosas plazas hasta las serenas iglesias, cada rincón de Siena tiene algo que ofrecer. Ya sea que te interese la historia, el arte, la gastronomía o simplemente disfrutar de la belleza de la Toscana, Siena es un destino que no te puedes perder. No esperes más, ¡prepárate para enamorarte de esta joya italiana!

Más sobre Siena: 15 restaurantes de Siena donde comer bien y barato, Donde dormir en Siena – Mejores zonas y hoteles.

Tabla de contenidos

Si te ha gustado este artículo ¡Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *