Que ver en Monza en 15 imprescindibles

Bienvenido a Monza, una ciudad fascinante al norte de Italia, en la región de Lombardía, que destaca por su rica historia, su arquitectura impresionante y su famoso circuito de carreras. Aunque puede que sea menos conocida que su vecina Milán, Monza es un destino enriquecedor, cargado de cultura, belleza y adrenalina. Te invito a explorar lo que Monza tiene para ofrecer y a descubrir por qué vale la pena incluirla en tu itinerario por Italia.

La Catedral de Monza (Duomo di Monza)

Comenzamos nuestro viaje en uno de los tesoros más preciados de Monza, su catedral, el Duomo di Monza. Este edificio religioso, dedicado a San Juan Bautista, es uno de los más importantes de Lombardía y una de las joyas arquitectónicas más impresionantes de la ciudad. En el interior del duomo, te encontrarás con una serie de capillas de gran belleza, pero lo más destacado es sin duda la Corona de Hierro, uno de los objetos más importantes y antiguos de la historia de Italia, que se dice que fue usada por Carlomagno y Napoleón Bonaparte.

El Parque de Monza y la Villa Real

A continuación, pasearemos por el Parque de Monza, uno de los parques cerrados más grandes de Europa. Con sus 688 hectáreas, es el lugar perfecto para un agradable paseo, para hacer jogging o para un picnic al aire libre. Dentro del parque, encontrarás la majestuosa Villa Real de Monza, un palacio neoclásico que fue residencia de la familia imperial austríaca y, posteriormente, del rey de Italia. La villa es una obra maestra del siglo XVIII y se puede visitar su museo y sus hermosos jardines.

Autódromo Nacional de Monza

Monza es famosa en todo el mundo por su circuito de carreras, el Autódromo Nacional de Monza. Desde 1922, este circuito ha sido el hogar del Gran Premio de Italia de Fórmula 1 y ha acogido algunas de las carreras más emocionantes de la historia del automovilismo. Aunque no seas un aficionado al deporte del motor, visitar este lugar icónico es una experiencia emocionante.

El centro de Monza

Por último, te recomendaría que pasearas por el centro de la ciudad de Monza, un laberinto de calles estrechas y empedradas llenas de tiendas, cafeterías y restaurantes. Puedes disfrutar de un auténtico espresso italiano en una de las muchas cafeterías, degustar la deliciosa cocina italiana en un restaurante local o comprar algunos souvenirs para llevar a casa.

La zona peatonal del centro de Monza es un lugar perfecto para perderse y descubrir la verdadera vida de la ciudad. Rodeado de edificios históricos, este espacio ofrece una variedad de tiendas, bares, cafeterías y restaurantes donde puedes disfrutar de la gastronomía local y la auténtica atmósfera italiana. No te olvides de probar el famoso gelato italiano, un verdadero manjar en un caluroso día de verano.

Puente de los Leones (Ponte dei Leoni)

Ubicado en el corazón de Monza, este histórico puente sobre el río Lambro es un pintoresco punto de interés que merece una visita. A ambos lados del puente se erigen cuatro majestuosos leones de piedra, lo que le da al puente un toque de encanto y elegancia. Durante el atardecer, los colores del cielo se reflejan en el agua, creando una vista absolutamente impresionante.

Museo y Tesoro del Duomo

Dentro de la Catedral de Monza, encontrarás el Museo y Tesoro del Duomo, una fascinante colección de artefactos religiosos y arte sacro. Aunque la corona de hierro es la pieza más famosa, hay muchas otras joyas que admirar, incluyendo antiguos códices, vestiduras eclesiásticas y reliquias.

El Molino de Cantone (Mulino del Cantone)

Este antiguo molino, situado en el Parque de Monza, es un lugar encantador donde se puede aprender sobre la antigua tradición de la molienda y la importancia de los ríos en el desarrollo de las ciudades. El molino ha sido restaurado y se puede visitar para conocer más sobre este antiguo oficio.

Monza es una ciudad con una riqueza histórica y cultural que va más allá de los destinos turísticos más famosos. En la tercera parte de este artículo, seguiremos explorando más maravillas que Monza tiene para ofrecer.

Mercado de Monza

Uno de los aspectos más auténticos de cualquier ciudad italiana es su mercado local, y Monza no es la excepción. Cada lunes y jueves, la Piazza Trento e Trieste se llena de puestos que ofrecen una gran variedad de productos: frutas y verduras frescas, quesos, embutidos, panes artesanales, ropa y mucho más. Los mercados locales son una excelente manera de vivir la ciudad como un local y disfrutar de la excelente gastronomía italiana.

Casa della Giovane

Este es un lugar de encuentro cultural, social y recreativo ubicado en el corazón de la ciudad. La Casa della Giovane ofrece una amplia gama de actividades, incluyendo talleres de arte y literatura, conciertos, exposiciones y debates. Es un lugar excelente para conocer el pulso cultural de Monza.

El Festival de la Rosa

Cada mes de junio, Monza celebra su famoso Festival de la Rosa. Durante este evento, el Parque de Monza se llena de color y fragancia con la floración de miles de rosas. Los jardines de la Villa Reale se convierten en un verdadero espectáculo para la vista y el olfato. Además de admirar las flores, los visitantes pueden disfrutar de una serie de eventos, como conciertos y exposiciones.

La Feria de San Juan

Esta es otra festividad destacada en el calendario de Monza. Celebrada en junio, en honor a San Juan Bautista, la feria reúne a vendedores de todo tipo de mercancías, desde alimentos hasta objetos de arte y antigüedades. Además, la feria se anima con música y danzas folclóricas.

En la cuarta y última parte de este artículo, concluiremos nuestra guía sobre qué ver en Monza, destacando algunos consejos adicionales y lugares para visitar que seguramente harán de tu viaje una experiencia inolvidable.

Chiesa di Santa Maria in Strada

Esta hermosa iglesia del siglo XIV es un verdadero tesoro. Aunque es menos conocida que la Catedral de Monza, la Chiesa di Santa Maria in Strada es famosa por sus frescos y su encanto antiguo.

Museo e Tesoro del Duomo di Monza

Una visita a Monza no estaría completa sin una parada en el Museo e Tesoro del Duomo. Este museo alberga una impresionante colección de arte y reliquias religiosas, incluyendo la famosa Corona de Hierro.

Consejos finales para tu visita a Monza

Planificar con antelación es clave para disfrutar de Monza. Asegúrate de reservar tus entradas para atracciones populares, como el Autódromo y la Villa Reale, con antelación para evitar largas colas.

El transporte público en Monza es eficiente y te llevará a todos los principales lugares de interés. Sin embargo, si prefieres la comodidad, considera alquilar un coche.

Finalmente, no olvides probar la gastronomía local. Los platos de Monza son deliciosos y llenos de sabor, con ingredientes frescos y de alta calidad.

Monza es una ciudad llena de encanto e historia. Desde su famoso circuito de carreras hasta su hermosa arquitectura y eventos culturales, hay algo para todos en esta joya italiana. Así que si estás planeando una visita, asegúrate de tener en cuenta todas las maravillosas atracciones que Monza tiene para ofrecer. ¡Buon viaggio!

Si te ha gustado este artículo ¡Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *