Livorno que ver en 15 imprescindibles (Toscana)

Que ver en Livorno

Descubre la magia y el encanto de Livorno, una joya escondida en la hermosa región de la Toscana, que espera ser explorada por viajeros curiosos y aventureros. Sumérgete en su rica historia, su vibrante cultura y su impresionante patrimonio arquitectónico mientras te adentras en sus fascinantes callejuelas y plazas.

Livorno es el destino perfecto para aquellos que buscan una experiencia auténtica y única, lejos del bullicio turístico de las ciudades más conocidas. En este artículo, te llevaremos en un viaje inolvidable por los lugares más emblemáticos y cautivadores de Livorno, invitándote a sumergirte en la esencia de esta maravillosa ciudad costera.

Prepárate para enamorarte de Livorno y descubre por qué es un destino imperdible en tu próximo viaje a la Toscana.

¡No esperes más y comienza a planificar tu aventura en la mágica Livorno ahora!

1.- La Terraza Mascagni

La Terrazza Mascagni es uno de los lugares más emblemáticos y pintorescos de Livorno, situada en la costa de la ciudad con vistas al mar Tirreno. Esta terraza, que debe su nombre al compositor italiano Pietro Mascagni, es un lugar ideal para disfrutar de un paseo tranquilo o simplemente admirar el paisaje marino.

Construida en la década de 1920 y renovada en varias ocasiones desde entonces, la Terrazza Mascagni cuenta con un elegante pavimento de ajedrez en blanco y negro y una serie de columnatas que crean una atmósfera única. Además, es el escenario de numerosos eventos y conciertos a lo largo del año, lo que hace que este lugar siempre esté lleno de vida.

La Terrazza Mascagni se encuentra a lo largo del Viale Italia, una avenida que bordea la costa de Livorno. Es de fácil acceso tanto a pie como en transporte público, y está cerca de otras atracciones turísticas, como el Acquario di Livorno y el Museo di Storia Naturale del Mediterraneo.

El acceso a la Terrazza Mascagni es gratuito y está abierta al público durante todo el día, lo que permite a los visitantes disfrutar de la belleza del lugar tanto de día como de noche. No hay horarios específicos ni precios de entrada, por lo que es un lugar ideal para incluir en cualquier itinerario turístico por Livorno.

La Terrazza Mascagni es un lugar imprescindible para visitar en Livorno, ya que ofrece una combinación única de historia, belleza arquitectónica y vistas panorámicas al mar. No olvides llevarte tu cámara para capturar la esencia de este emblemático lugar en la costa toscana.

2.- La Catedral de Livorno o de San Francisco

La Catedral de Livorno, también conocida como Cattedrale di San Francesco, es un edificio histórico y religioso de gran importancia en la ciudad toscana de Livorno. Esta iglesia dedicada a San Francisco de Asís fue construida en el siglo XVII, aunque ha sido objeto de numerosas restauraciones y modificaciones a lo largo de los años, especialmente después de los bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial.

La fachada de la catedral es de estilo neoclásico y fue diseñada por el arquitecto Giuseppe Cappellini en el siglo XIX. En su interior, los visitantes pueden apreciar una serie de obras de arte, incluyendo pinturas y esculturas, así como un magnífico altar mayor. La catedral también alberga la antigua pila bautismal de mármol del siglo XVII, que fue rescatada después de los bombardeos.

La Catedral de Livorno se encuentra en la Piazza Grande, en el corazón de la ciudad. Es fácilmente accesible a pie y está rodeada de otras atracciones turísticas y arquitectónicas, como el Palazzo Comunale y la Fortezza Nuova.

La catedral está generalmente abierta al público durante el día, aunque los horarios pueden variar dependiendo de la época del año y de las celebraciones religiosas. Se recomienda consultar el horario de apertura antes de planificar la visita. La entrada a la catedral es gratuita, aunque se aceptan donaciones para contribuir al mantenimiento y conservación del edificio y sus obras de arte.

En resumen, la Catedral de Livorno es una visita obligada para aquellos interesados en la historia, la arquitectura y el arte religioso. Su ubicación céntrica y su impresionante fachada hacen de esta iglesia un punto de referencia en la ciudad y un lugar de interés para los visitantes.

3.- La Fortezza Nuova de Livorno

La Fortezza Nuova, también conocida como la Fortaleza Nueva, es una impresionante estructura defensiva situada en Livorno. Construida en el siglo XVI bajo el gobierno de los Medici, esta fortificación tenía como objetivo proteger el puerto y la ciudad de posibles invasiones y ataques enemigos. La Fortezza Nuova es un magnífico ejemplo de arquitectura militar renacentista italiana, diseñada por el arquitecto Bernardo Buontalenti.

A lo largo de su historia, la fortaleza ha sido objeto de numerosas modificaciones y restauraciones. Durante la Segunda Guerra Mundial, sufrió daños considerables debido a los bombardeos, pero ha sido cuidadosamente restaurada y hoy en día se encuentra en buen estado de conservación.

La Fortezza Nuova está ubicada en la parte sur del centro histórico de Livorno, cerca del puerto y de la Catedral. El perímetro de la fortaleza está bordeado por un foso lleno de agua y un puente levadizo que conecta la fortificación con la ciudad. Desde lo alto de sus murallas, los visitantes pueden disfrutar de vistas panorámicas del puerto y del paisaje circundante.

El interior de la Fortezza Nuova ha sido transformado en un agradable parque público, donde los visitantes pueden pasear y relajarse en un entorno histórico. La entrada al parque y a la fortaleza es gratuita, y el horario de apertura es generalmente durante el día, aunque puede variar según la época del año y las condiciones meteorológicas.

Visitar la Fortezza Nuova en Livorno es una oportunidad única para sumergirse en la historia y la arquitectura renacentista, así como para disfrutar de un tranquilo paseo en un entorno verde. La proximidad de la fortaleza a otros puntos de interés de la ciudad, como la Catedral y el puerto, la convierte en una parada esencial en cualquier itinerario turístico por Livorno.

4.- La Fortezza Vecchia de Livorno

La Fortezza Vecchia, también conocida como la Fortaleza Vieja, es una histórica edificación militar ubicada en Livorno, Toscana. Esta impresionante construcción fue erigida entre los siglos XVI y XVII bajo el gobierno de los Medici, una poderosa familia italiana que gobernó la región en ese momento. La Fortezza Vecchia se construyó con el propósito de defender el puerto y la ciudad de Livorno de posibles invasiones y ataques enemigos, y es un gran ejemplo de arquitectura militar de la época.

La fortaleza ha sido objeto de múltiples restauraciones a lo largo de los años, lo que ha permitido que se mantenga en buen estado de conservación. Uno de los elementos arquitectónicos más característicos de la Fortezza Vecchia es la Torre del Marzocco, una torre medieval que data del siglo XIV y que se erige como un símbolo de la presencia florentina en Livorno.

La Fortezza Vecchia se encuentra en la parte norte del puerto de Livorno, no muy lejos de la Fortezza Nuova y otros puntos de interés turístico de la ciudad. Desde sus imponentes murallas, los visitantes pueden disfrutar de vistas espectaculares del puerto y el mar.

La fortaleza alberga actualmente la Escuela Naval Italiana y, debido a esto, no siempre está abierta al público en general. Sin embargo, es posible visitar la fortaleza en ocasiones especiales y durante eventos culturales que se celebran en la ciudad. Se recomienda consultar el calendario local de eventos y ponerse en contacto con la oficina de turismo de Livorno para obtener información actualizada sobre las fechas y horarios de apertura.

La visita a la Fortezza Vecchia es una excelente oportunidad para conocer más sobre la historia de Livorno y admirar una obra maestra de la arquitectura militar renacentista. No dejes de incluirla en tu itinerario turístico por la ciudad.

5.- El Puerto de los Medici

El Porto Mediceo, también conocido como el Puerto de los Medici, es un puerto histórico situado en Livorno, Toscana, que data del siglo XVI. Fue construido bajo el gobierno de la influyente familia de los Medici, que gobernó la región de Toscana durante varios siglos. El puerto fue diseñado por el arquitecto florentino Bernardo Buontalenti, y su construcción comenzó en 1571 con el objetivo de establecer una base naval y un puerto comercial en la costa toscana.

El diseño del Puerto Mediceo incluye una serie de muelles, canales y fortificaciones que permitían la entrada de barcos y el transporte de mercancías de manera eficiente y segura. A lo largo de los años, el puerto ha sido testigo de numerosos acontecimientos históricos, desde batallas navales hasta el comercio marítimo que contribuyó al crecimiento y la prosperidad de Livorno.

Hoy en día, el Porto Mediceo sigue siendo un importante puerto comercial y turístico en Livorno. Los visitantes pueden admirar la arquitectura renacentista de las fortificaciones y pasear por los muelles, donde se encuentran numerosos restaurantes, cafeterías y tiendas locales. Además, desde el puerto, es posible tomar un barco para visitar las islas cercanas y disfrutar de las hermosas playas y paisajes naturales de la costa toscana.

El Porto Mediceo está ubicado en el centro histórico de Livorno, cerca de la Fortezza Vecchia y otros lugares de interés turístico. El acceso al puerto y sus áreas circundantes es gratuito, y los visitantes pueden pasear libremente por la zona en cualquier momento del día. Para aquellos que deseen realizar un recorrido en barco o visitar las islas cercanas, se recomienda consultar con las compañías de transporte locales para obtener información sobre horarios y tarifas.

Visitar el Porto Mediceo es una excelente oportunidad para sumergirse en la rica historia marítima de Livorno y disfrutar de un agradable paseo junto al mar. No te lo pierdas en tu recorrido por la encantadora ciudad de Livorno.

6.- La Plaza della Repubblica de Livorno

La Piazza della Repubblica, ubicada en el corazón de Livorno, es una de las plazas más grandes e impresionantes de la ciudad. Conocida también como «il Voltone», esta plaza histórica fue construida a finales del siglo XIX y es un punto de referencia importante en el paisaje urbano de Livorno.

La Piazza della Repubblica es un espacio público único, ya que se extiende sobre un antiguo canal que atraviesa la ciudad. Esta característica arquitectónica le otorga un encanto especial, ya que la plaza es en realidad un enorme puente que conecta dos partes del centro histórico de Livorno. El canal, conocido como Fosso Reale, es visible a través de las aberturas en los laterales de la plaza y crea un ambiente pintoresco y atmosférico.

La Piazza della Repubblica ha sido escenario de eventos históricos y culturales desde su construcción. Durante la época del Risorgimento italiano, la plaza fue un lugar de encuentro para los defensores de la unificación italiana y ha sido testigo de numerosos desfiles y celebraciones a lo largo de los años. En la actualidad, la plaza sigue siendo un centro de actividades culturales y sociales, donde se realizan conciertos, festivales y otros eventos públicos.

La Piazza della Repubblica está rodeada de imponentes edificios históricos, como el Palazzo Comunale y el Teatro Goldoni. Los visitantes pueden admirar la arquitectura del siglo XIX y disfrutar de la atmósfera vibrante de la plaza mientras pasean por sus amplios espacios abiertos. La plaza también alberga una gran variedad de restaurantes, cafeterías y tiendas locales, lo que la convierte en un lugar ideal para relajarse y disfrutar de la vida local.

La Piazza della Repubblica se encuentra en el centro de Livorno, a poca distancia a pie de otras atracciones turísticas como el Duomo y la Fortezza Vecchia. La plaza es de libre acceso y se puede visitar en cualquier momento del día. Para disfrutar de la auténtica experiencia de Livorno, se recomienda visitar la plaza durante un evento o una celebración local.

La Piazza della Repubblica es sin duda un lugar imperdible en Livorno, que ofrece una rica historia, una arquitectura impresionante y una animada vida cultural. No dejes de visitarla en tu viaje a esta encantadora ciudad toscana.

7.- La Iglesia della Madonna

La Iglesia della Madonna, también conocida como el Santuario della Madonna di Montenero, es un importante lugar de culto y peregrinación en Livorno. Este hermoso santuario se encuentra en una colina llamada Montenero, que ofrece una vista panorámica de la ciudad y el mar Tirreno. La iglesia es un símbolo de la devoción religiosa y el patrimonio cultural de la región y es una visita obligada para quienes viajan a Livorno.

El origen de la Iglesia della Madonna se remonta al siglo XIV, cuando se construyó una pequeña capilla en honor a la Virgen María en el lugar donde se encuentra ahora el santuario. Según la leyenda, la Virgen María apareció a un pastor en Montenero y le pidió que construyera una iglesia en su honor en esa colina. A lo largo de los siglos, la iglesia ha sido ampliada y embellecida varias veces, convirtiéndose en el impresionante edificio que es hoy.

La Iglesia della Madonna es un ejemplo de arquitectura barroca y cuenta con una fachada ricamente ornamentada y un majestuoso campanario. El interior del santuario es igualmente impresionante, con frescos, esculturas y pinturas de artistas locales. El punto focal de la iglesia es la imagen de la Madonna di Montenero, una pintura del siglo XIV que se cree que tiene poderes milagrosos.

El santuario está abierto al público todos los días y la entrada es gratuita. Los visitantes pueden acceder a la iglesia tanto a pie como en coche, aunque se recomienda subir por el sendero que serpentea a través del bosque para disfrutar de las vistas panorámicas de Livorno y sus alrededores. Además, se puede llegar al santuario utilizando el histórico funicular de Montenero, que ha estado en funcionamiento desde principios del siglo XX.

En las inmediaciones del santuario, los visitantes también pueden encontrar el Museo delle Cappelle Montenero, un interesante museo que exhibe una serie de capillas votivas en miniatura que fueron donadas por los devotos a lo largo de los siglos. El museo tiene un horario de apertura específico y puede requerir el pago de una pequeña tarifa de entrada.

8.- El Acuario de Livorno

El Acquario di Livorno es un impresionante acuario situado en la encantadora ciudad de Livorno, en la costa de la Toscana. Esta popular atracción ofrece a sus visitantes la oportunidad de explorar el mundo submarino y aprender sobre la diversidad de la vida marina que habita en los mares y océanos de nuestro planeta.

Inaugurado en 1937 y renovado en 2010, el Acquario di Livorno es el acuario más grande de la Toscana y el tercero más grande de Italia. Cuenta con más de 30 tanques de exhibición que albergan una amplia variedad de especies, incluyendo tiburones, tortugas, rayas, peces tropicales y de agua dulce, corales, medusas y mucho más. Además de las exhibiciones de vida marina, el acuario también presenta áreas temáticas que se centran en la educación y la conservación del medio ambiente marino.

Ubicado en la pintoresca área del Piazzale Mascagni, junto al mar, el Acquario di Livorno es fácilmente accesible tanto en coche como en transporte público. A solo unos minutos a pie desde la famosa Terrazza Mascagni, esta atracción es perfecta para un día de exploración y diversión familiar.

El Acquario di Livorno está abierto todos los días del año, con horarios que varían según la temporada. En general, el acuario abre sus puertas alrededor de las 10:00 a.m. y cierra alrededor de las 6:00 p.m. o más tarde durante la temporada alta. Se recomienda verificar los horarios de apertura antes de su visita, ya que pueden cambiar en función de la época del año y las restricciones relacionadas con la pandemia. Los precios de las entradas varían según la edad de los visitantes, con descuentos disponibles para niños, estudiantes y personas mayores. También hay opciones de entradas familiares y grupales.

En definitiva, el Acquario di Livorno es una atracción educativa y entretenida para visitantes de todas las edades. Con una amplia gama de exhibiciones de vida marina y áreas temáticas, los visitantes pueden sumergirse en el fascinante mundo submarino y aprender sobre la importancia de proteger y conservar nuestro medio ambiente marino.

9.- El Museo Cívico Giovanni Fattori de Livorno

El Museo Civico Giovanni Fattori es un destacado museo de arte ubicado en la pintoresca ciudad de Livorno. Este espacio cultural se dedica a la exhibición y preservación de obras de arte de renombrados artistas italianos, especialmente del famoso pintor Giovanni Fattori, quien es considerado uno de los principales exponentes del movimiento artístico conocido como los Macchiaioli.

El museo fue inaugurado en 1994 y se encuentra en la histórica Villa Mimbelli, una elegante mansión construida en el siglo XIX en un estilo ecléctico, rodeada de un hermoso parque. Esta impresionante estructura, con sus frescos y decoraciones originales, sirve como un marco adecuado para la valiosa colección de arte que alberga.

La colección del Museo Civico Giovanni Fattori incluye numerosas obras de Fattori, así como de otros artistas de los Macchiaioli, como Silvestro Lega, Telemaco Signorini y Vincenzo Cabianca. Además, el museo también exhibe obras de arte de otros artistas italianos e internacionales que abarcan desde el siglo XIX hasta el siglo XX, como Amedeo Modigliani y Renato Natali, entre otros.

El Museo Civico Giovanni Fattori está ubicado en Via San Jacopo in Acquaviva, en el corazón de Livorno. Se puede llegar fácilmente en transporte público, como autobuses urbanos, o en coche. El museo está abierto de martes a domingo, generalmente desde las 10:00 a.m. hasta las 7:00 p.m., pero se recomienda verificar los horarios de apertura antes de la visita, ya que pueden variar según la época del año y las restricciones relacionadas con la pandemia.

El precio de la entrada varía según la edad de los visitantes, con descuentos disponibles para niños, estudiantes y personas mayores. También hay tarifas especiales para grupos y familias. La visita al parque que rodea la Villa Mimbelli es gratuita y constituye un agradable complemento a la visita al museo.

En resumen, el Museo Civico Giovanni Fattori es una visita obligada para los amantes del arte que visitan Livorno. Con su amplia colección de obras de arte de artistas italianos y su hermoso entorno en Villa Mimbelli, este museo ofrece una experiencia enriquecedora e inspiradora para visitantes de todas las edades.

10.- El Cisternino di città

El Cisternino di Città en Livorno es una estructura histórica y arquitectónica de gran interés que se remonta al siglo XIX. Este edificio, que alguna vez fue un depósito de agua, se encuentra en el corazón de la ciudad y es una muestra única de la ingeniería hidráulica y el estilo arquitectónico neoclásico de la época.

Construido en 1842 por Pasquale Poccianti, un arquitecto italiano, el Cisternino di Città fue diseñado para resolver los problemas de suministro de agua de Livorno. La estructura alberga una serie de cisternas y acueductos que una vez llevaron agua a la ciudad desde los manantiales cercanos. El edificio en sí es un ejemplo magnífico de arquitectura neoclásica, con columnas dóricas, frisos decorativos y una cúpula imponente.

Aunque el Cisternino di Città ya no funciona como depósito de agua, sigue siendo un lugar fascinante para visitar y aprender sobre la historia del suministro de agua en Livorno. Los visitantes pueden admirar el impresionante diseño y la arquitectura del edificio, así como explorar las salas y corredores subterráneos que una vez albergaron las cisternas y acueductos.

El Cisternino di Città está ubicado en la Piazza del Cisternone, en el centro de Livorno, y es de fácil acceso a pie o en transporte público. El edificio está abierto al público en días específicos y eventos culturales, como exposiciones y conciertos. Se recomienda consultar los horarios de apertura y los precios de entrada antes de planificar su visita, ya que pueden variar según el evento o la exposición.

El Cisternino di Città es una atracción única en Livorno que vale la pena visitar para aquellos interesados en la arquitectura, la historia y la ingeniería hidráulica. La impresionante estructura y su conexión con la historia del suministro de agua en Livorno lo convierten en un lugar intrigante y educativo para explorar.

11.- Visitar el Barrio Veneciano de Livorno

El Barrio Veneciano de Livorno, también conocido como Venezia Nuova, es uno de los lugares más pintorescos y emblemáticos de la ciudad. Este encantador barrio se encuentra en la zona portuaria de Livorno, y su nombre se debe a las similitudes arquitectónicas y urbanísticas con la famosa ciudad de Venecia. De hecho, este barrio fue diseñado en el siglo XVII por arquitectos venecianos que trabajaron bajo el patrocinio de los Médici, la influyente familia gobernante de la época.

El Barrio Veneciano de Livorno es conocido por sus estrechas calles empedradas, sus canales serpenteantes y sus puentes característicos. La zona cuenta con una arquitectura única, donde predominan las casas de ladrillo rojo y las fachadas ornamentadas. El ambiente en el barrio es tranquilo y relajado, lo que lo convierte en un lugar perfecto para pasear y perderse en sus callejones.

Uno de los aspectos más interesantes de la historia del Barrio Veneciano es su relación con la comunidad judía de Livorno. Durante el siglo XVII y XVIII, la ciudad fue un refugio para judíos expulsados de otras partes de Europa, y el barrio se convirtió en un centro importante de la vida judía en Italia. Aunque la antigua sinagoga fue destruida durante la Segunda Guerra Mundial, el barrio sigue siendo testigo de la rica historia cultural de Livorno.

El Barrio Veneciano está ubicado en el centro histórico de Livorno, cerca del puerto y del Forte San Pietro. Se puede llegar fácilmente a pie desde la mayoría de las áreas de la ciudad o en transporte público, como autobuses urbanos. No hay horarios específicos para visitar el barrio, ya que es una zona residencial y comercial abierta al público en todo momento.

No hay costos asociados con la visita al Barrio Veneciano, aunque es posible que desee llevar algo de dinero para disfrutar de un café o una comida en uno de los numerosos restaurantes y cafeterías locales. También se pueden encontrar tiendas de artesanía y galerías de arte en el área, ideales para comprar recuerdos únicos y obras de artistas locales.

El Barrio Veneciano de Livorno es un sitio imperdible para aquellos que buscan sumergirse en la rica historia y el ambiente único de la ciudad. Con su encanto veneciano, sus callejuelas llenas de historia y su atmósfera relajada, este barrio es un tesoro escondido en el corazón de Livorno que merece ser descubierto.

12.- Lo Scoglio della Regina

Lo Scoglio della Regina es un sitio histórico y pintoresco en Livorno, ubicado en la costa de la ciudad. Su nombre, que significa «la roca de la reina» en italiano, proviene de una leyenda según la cual la reina de Etruria, María Luisa de Borbón, solía bañarse en las aguas de este lugar durante su estancia en Livorno a principios del siglo XIX.

El Scoglio della Regina es conocido por sus espectaculares vistas del mar y su peculiar estructura de piedra, que forma una piscina natural en la que es posible nadar y tomar el sol. La piscina está rodeada de rocas y terrazas que descienden hacia el mar, lo que crea un ambiente tranquilo y relajante para disfrutar de un día de playa.

El Scoglio della Regina se encuentra en la zona sur de Livorno, a lo largo de la Viale Italia, una avenida costera que ofrece un agradable paseo junto al mar. Para llegar al lugar, se puede caminar desde el centro de la ciudad o utilizar el transporte público, como los autobuses urbanos.

El acceso a Lo Scoglio della Regina es gratuito y está abierto al público durante todo el año. Sin embargo, es importante tener en cuenta que las condiciones del mar y las mareas pueden afectar la accesibilidad y seguridad del lugar, por lo que se recomienda verificar las condiciones antes de visitar. La mejor época para disfrutar de un baño en la piscina natural es durante los meses de verano, cuando las temperaturas son más cálidas y el clima es más propicio para actividades al aire libre.

Lo Scoglio della Regina es un lugar perfecto para aquellos que buscan una experiencia única en Livorno. Con su historia intrigante, su belleza natural y su ambiente tranquilo, este rincón de la costa livornesa es un tesoro escondido que vale la pena descubrir. No olvide llevar su traje de baño, toalla y protector solar para disfrutar al máximo de su visita a este encantador lugar.

Si te ha gustado este artículo ¡Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *