Que ver en Aosta en 15 imprescindibles

Aosta, conocida como la «Roma de los Alpes», es una joya escondida en el norte de Italia, en la región del Valle de Aosta. Con su impresionante paisaje de montañas, su rica historia que abarca más de dos mil años y su ambiente relajado, Aosta ofrece una visión de la vida italiana muy diferente a la de las ciudades más turísticas.

Aquí te presentamos 15 atracciones que no puedes perderte en Aosta.

1. Teatro romano de Aosta

Construido en el primer siglo d.C., el teatro romano de Aosta es uno de los restos mejor conservados de la antigua Augusta Praetoria Salassorum, como se conocía a Aosta en tiempos romanos. A pesar de que solo queda una sección de la original, su impresionante fachada de 22 metros de altura sigue dominando el paisaje urbano.

2. Arco de Augusto

Este arco triunfal fue erigido en el 25 a.C. para celebrar la victoria del emperador Augusto sobre los salasios, una tribu celta que habitaba la región. Aunque ha sufrido algunas restauraciones, sigue siendo un símbolo de la antigua grandeza de la ciudad.

3. Catedral de Aosta

La catedral de Aosta, dedicada a la Asunción de la Virgen María, es una impresionante mezcla de estilos arquitectónicos, desde el románico hasta el neoclásico.

Su interior alberga importantes frescos medievales y un magnífico altar mayor.

4. Museo Arqueológico Regional

Este museo alberga una rica colección de objetos que narran la historia de Aosta y su región, desde la prehistoria hasta la época medieval. Entre sus piezas más destacadas se encuentran los artefactos romanos y celtas.

5. Piazza Émile Chanoux

Esta plaza, la más importante de Aosta, está rodeada por elegantes edificios de época, incluido el Ayuntamiento. Es el lugar perfecto para disfrutar de un café en una terraza al aire libre y observar la vida local.

6. Criptoportico Forense

Este antiguo pasaje subterráneo, construido en el siglo I d.C., formaba parte del foro, el centro cívico de la antigua ciudad romana. Es uno de los criptoporticos mejor conservados del mundo romano.

7. Puerta Praetoria

Esta antigua puerta de la ciudad es uno de los restos más significativos de las murallas romanas de Aosta. Con sus tres arcos, era la entrada principal a la ciudad.

8. Tesoro de la Catedral

Este pequeño museo, ubicado en la Catedral de Aosta, alberga una importante colección de arte religioso, incluyendo reliquias, manuscritos iluminados y vestimentas litúrgicas.

9. Forte di Bard

A unos 30 minutos en coche de Aosta, el Forte di Bard es una imponente fortaleza del siglo XIX que hoy alberga el Museo de las Alpes. Desde su posición estratégica, ofrece unas vistas espectaculares del valle.

10. Parque Nacional Gran Paradiso

Este parque, el más antiguo de Italia, es un paraíso para los amantes de la naturaleza. Con su impresionante paisaje de montañas, bosques y ríos, es el hogar de numerosas especies de fauna, incluyendo el íbice alpino.

11. Castello Reale di Sarre

Este castillo, situado en la cercana localidad de Sarre, fue una de las residencias favoritas del rey Víctor Manuel II de Italia. Hoy en día, se puede visitar para admirar su arquitectura y sus magníficas vistas al valle.

12. Valle de Cogne

Este pintoresco valle, situado a las puertas del Parque Nacional Gran Paradiso, es un destino popular para el senderismo, el esquí y la escalada. Cogne, su principal localidad, es famosa por su producción de encaje a mano.

13. Sant’Orso

Esta iglesia, que data del siglo IX, es famosa por su claustro, decorado con capiteles tallados que representan escenas de la Biblia y la vida de los santos.

14. Pila

Esta localidad, situada a poca distancia de Aosta, es conocida por su estación de esquí. Con sus pistas aptas para todos los niveles, es un destino popular para los amantes de los deportes de invierno.

15. Parque de Mont Avic

Este parque natural, el segundo de la región, es famoso por sus lagos de montaña de colores intensos. Con su red de senderos, es un lugar ideal para disfrutar de la naturaleza y el senderismo.

En conclusión, Aosta es una ciudad que lo tiene todo: una rica historia, un impresionante paisaje de montaña y una gastronomía deliciosa. Ya sea que estés interesado en la arqueología, el senderismo o simplemente en relajarte y disfrutar de la vida italiana, Aosta tiene algo para ofrecerte.

Si te ha gustado este artículo ¡Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *